La demanda de tratamiento con medicina hiperbárica se dispara

Despunta como terapia para agilizar el proceso de recuperación del paciente ante tratamientos agresivos o de lenta evolución clínica

La Medicina Hiperbárica es una terapia no invasiva que se basa en incrementar diez veces el nivel de oxígeno en sangre (hiperoxia). Esto favorece el metabolismo celular, consiguiendo la desinflamación y la regeneración de los tejidos.

El aumento de oxígeno (O2 al 93%) se logra disolviéndolo en el plasma sanguíneo, y para ello es necesario aplicarlo a presiones atmosféricas superiores a las normales (1.45 ATM), mediante las cámaras hiperbáricas. Este proceso desinflama y mejora la regeneración de todos los tejidos, logrando una importante cadena de beneficios en el cuerpo.

La mayor parte de las cámaras hiperbáricas se encuentran en instalaciones militares y fueron diseñadas para el tratamiento de accidentes de buceo y otros casos de descompresión, aunque cada vez se encuentran en más centros hospitalarios y clínicas.

Es un tratamiento que puede ser prescrito por cirujanos generales y vasculares, médicos rehabilitadores, neurólogos, oncólogos, reumatólogos y traumatólogos. También puede ser el propio paciente quien se interese por recibir este tipo de terapia.

ASPY y la aplicación de Medicina Hiperbárica en PRL

El pasado viernes, día 3 de mayo, la delegación de ASPY en Vía Augusta (Barcelona) celebró una jornada informativa sobre Medicina Hiperbárica dirigida a médicos especialistas en Medicina del Trabajo.

Delfina Romero, Directora Médica de BioBarica ASPY, explicó brevemente la trayectoria de BioBarica y su modelo de negocio en plena expansión. Destacó especialmente los beneficios de las cámaras hiperbáricas actuales ante las cámaras de alta presión “nuestras cámaras hiperbáricas trabajan  a 1.45 atmósferas y en concentraciones cercanas al 100% de oxígeno. Esto permite cubrir los casos complejos y ofrecer los mismos efectos terapéuticos, a un menor coste y sin riesgos”.

Este nuevo tipo de cámaras de oxigenación hiperbárica, a una presión media, permite eliminar completamente los riesgos de neurotoxicidad y ofrece unos plazos más cortos de descompresión, por lo que también están indicadas para tratar a pacientes con problemas de claustrofobia que puedan requerir de una rápida evacuación.

Durante la presentación también se explicaron algunos casos reales de aplicación de este tipo de terapias, como el caso de una úlcera de larga duración en una persona de mediana edad en la que se apreció la recuperación tras 10 sesiones, y con 20 la mejoría ya era notable, reduciéndose la inflamación y acelerándose la cicatrización. Explicaron también un caso de politraumatismo en que el oxígeno hiperbárico ayudó a desinflamar las lesiones, reducir dolor, aumentar plasticidad y facilitar el trabajo del fisioterapeuta durante la rehabilitación. En ambos casos se consiguió una mejora de la calidad de vida del paciente, y una aceleración de entre el 20% y el 35% del tiempo de recuperación y de baja laboral.

La especialista Delfina Romero ha comentado que las patologías crónicas requieren de una aplicación periódica de este tipo de terapia. “Casos crónicos, como la fibromialgia, pueden requerir de unas 20 sesiones, y tras un período de descanso, una aplicación de menos sesiones de una manera menos periódica para mantener sus efectos”. Otra de las funciones de la medicina hiperbárica es la de estimular la regeneración de los tejidos y la reparación de las heridas.

Según la Dra. Pilar García Pardo, responsable de la Unidad del Deporte y de Medicina Hiperbárica de ASPY, “se trata de una terapia indicada especialmente a deportistas, ya que logra disminuir el riesgo de lesiones y el deterioro físico, mejorando los tiempos de recuperación”.

La aplicación de estas sesiones de oxigenación hiperbárica se indica mediante protocolos médicos, en packs de 5 hasta 40 sesiones “es importante destacar la importancia de mantener y respetar el protocolo indicado por el especialista”.

Una vez finalizada la sesión informativa, los asistentes han podido visitar la sala de terapia hiperbárica de ASPY Vía Augusta, donde Mariana Maine, directora de Operaciones de Biobarica ASPY, ha mostrado a los presentes las cámaras hiperbáricas y su funcionamiento.

Los beneficios de la terapia con oxígeno hiperbárico

  • Angiogénesis y Neovascularización: estimula y favorece la generación de pequeños vasos, por lo que se acelera la cicatrización y recuperación de los tejidos.
  • Estimula la síntesis de colágeno: la hiperoxia consigue estimular la síntesis de colágeno, proceso fundamental para cicatrizar y reparar tejidos dañados.
  • Inmunidad celular: La presencia de oxígeno en alta concentración estimula y favorece este proceso inmunológico.
  • Disminuye el estrés oxidativo y la respuesta inflamatoria: la hiperoxia regula la respuesta inflamatoria y disminuye.
  • Estimula las células madre: lo que ayuda al proceso de recuperación de tejidos y formación de nuevos vasos sanguíneos.
  • Mejora la actividad inmunológica celular: gracias a la estimulación de los glóbulos blancos de la sangre.
  • Osteogénesis: los altos niveles de oxígeno en sangre favorecen la reparación ósea al estimular las células formadoras de hueso.
  • Neuroprotección: además de crearse nuevos vasos y mejorar la oxigenación cerebral, aumenta la neuroplasticidad del cerebro.
  • Aumento del éxito de implantes e injertos la hiperoxia consigue mejorar la tasa de aceptación en cirugías que requieren este tipo de tratamientos.

La aplicación en Prevención de Riesgos Laborales

La Medicina Hiperbárica empieza a abrirse camino en Vigilancia de la Salud y Medicina del Trabajo. Aunque se trata de un desconocido para gran parte de la población, resulta un gran aliado en la prevención de riesgos laborales. Beneficios de la Hiperoxia en trabajadores/as:

  • Mejora en la calidad de vida del empleado reduciendo dolores y tiempos de recuperación.
  • Prevención de lesiones al reducirse la fatiga de los tejidos.
  • Mejora en la cicatrización y disminuye las tasas infecciosas postquirúrgicas.
  • Mejora la regeneración ósea y muscular.
  • Efecto anti – inflamatorio y reducción del edema.
  • Aumenta la plasticidad facilitando el trabajo de fisioterapeuta en la recuperación.
  • Sin efectos adversos ni contraindicaciones.

ASPY es sinónimo de garantía en el tratamiento con oxígeno hiperbárico

ASPY Prevención pone a disposición de sus clientes a sus médicos especialistas en tratamientos de oxigenación hiperbárica. Utilizan Cámaras Hiperbáricas con la más avanzada tecnología y el aval y las certificaciones de los distintos organismos de control de la salud nacionales e internacionales.

Pide más información aquí o solicita que te llamemos gratis.

Descubre una sesión típica de cámara hiperbárica

Dirección Unidad de Medicina Hiperbárica | ASPY Salud Barcelona
Vía Augusta, 48 4ª Pl. 08006 Barcelona | Tel: 931 600 037 / 690 125 772