ASPY ya aplica la nueva norma UNE-EN 689:2019 en las evaluaciones de exposición a agentes químicos

spray_pintura_automocion
La principal novedad es la mayor capacidad técnica de los higienistas para verificar la conformidad con los valores límite de exposición profesional
Ofrece en primicia a sus clientes la posibilidad de realizar el informe de adaptación a la nueva norma con las mediciones históricas de que disponga la empresa

 

La norma UNE-En 689:1996 ya ha cumplido más de 20 años. Con el paso de los años, y gracias a los avances científicos y técnicos, se ha cuestionado la idoneidad de los criterios recogidos en la norma, en vigor desde el 1996.

Por ese motivo se han revisado y actualizado las estrategias que recoge, para implantar una planificación adecuada con el fin de demostrar el cumplimiento en relación a los valores límite de exposición profesional.

Con la actualización de la norma “es posible evaluar de manera eficaz la exposición por inhalación a agentes químicos de los/las trabajadores/as, ya que reúne grandes diferencias metodológicas respecto a la anterior, cobrando mayor importancia la experiencia de los técnicos a la hora de evaluar la exposición”, explica Alejandro Castillo, Director de Prevención Técnica de la zona sur en ASPY.

Evaluar no es sinónimo de medir

Tal y como explica Alejandro Castillo, “los técnicos de ASPY Prevención ya se están formando y reciclando  respecto a estos cambios”, dando un nuevo paso adelante en la mejora del servicio a sus empresas  clientes.

El estudio estadístico y la validación de los resultados forman parte de esta nueva forma de evaluar la exposición. Novedosos conceptos como la ‘Caracterización básica’, ‘G.E.S.’ (Grupos de Exposición Similar según perfil de exposición, condiciones de trabajo, duración, frecuencia…), ‘Validación Estadística’, ‘distribución LOG-Normal’, medición periódica… se han incorporado a las dinámicas de trabajo, además de un cambio conceptual que supone un mínimo de 3 mediciones para poder emitir una valoración de conformidad.

Desaparecen los conceptos anteriores de ‘Aceptable’, ‘Tolerable – Indeterminado’ y ‘No aceptable’. Los informes se concluirán siempre con ‘Conformidad’ o ‘No conformidad’ con respecto al VLA (límites de exposición ambiental). 

Una nueva concepción de higiene industrial mucho más exigente

Las nuevas estrategias consiguen demostrar de una manera más acertada y detallada la conformidad de la exposición de los trabajadores con el VLA.

Por otro lado, ASPY pone a disposición de sus clientes un novedoso Informe de Adaptación Histórica de la exposición conforme a la nueva Norma, lo que les permitirá evaluar según los criterios actuales y monitorizar las actuaciones futuras tanto por contaminante como por puesto de trabajo.

ASPY Prevención continúa así su camino de mejora continua con el objetivo de aportar un mayor rigor por la seguridad de los/las trabajadores/as. Solicita información o presupuesto aquí.